EjerciciosEmbarazoTratamientos

Ciática durante el embarazo: una molestia muy común

ciatica-embarazo-300x195Si hay una molestia típica del embarazo que casi todas las mamas han sufrido esa es la ciática. Esta dolencia se define como un dolor en la zona lumbar, generalmente acompañado de irradiación hacia una de las piernas y se debe a la compresión del nervio ciático a lo largo de su recorrido. Se suele dar a partir del segundo trimestre de gestación y en la mayoría de los casos desaparece milagrosamente después del parto pero ¿Por qué es tan habitual durante el embarazo?

La principal causa del dolor del nervio ciático es el cambio de postura que experimenta la futura mamá durante el embarazo. Cuando la tripa empieza a aumentar de tamaño nuestro cuerpo tiene que ir adaptándose a ese nuevo estado, al adelantarse el centro de gravedad tenemos que intentar compensar aumentando la curvatura lumbar lo que puede provocar una compresión a nivel de la raíz nerviosa y por lo tanto una irritación del nervio ciático. Además de aumentar la lordosis lumbar, el aumento de peso de manera irregular (ya que gran parte de ese nuevo peso se acumula en la tripa) provoca que tengamos que aumentar nuestra base de sustentación para no caernos. ¿Cómo hacemos esto? Pues generalmente rotando ligeramente los pies hacia fuera. El músculo que se encarga de realizar esta rotación es el piramidal, que se encuentra en la pelvis, y tiene la particularidad de que el nervio ciático pasa justo por debajo de él por lo que si se contractura o sobrecarga puede ocasionar la irritación del nervio con el consecuente dolor.

piriformis_anatomy02

¿Qué podemos hacer para aliviar el dolor ciático durante el embarazo?

  • Acudir a un fisioterapeuta que identificará la causa de nuestro dolor y aplicará las técnicas más adecuadas para tratarnos: masaje, estiramientos, vendaje neuromuscular…
  • Aplicar calor seco en la zona del glúteo para relajar la musculatura pelvitrocantérea.
  • Realizar estiramientos específicos de la zona lumbar y glútea.
  • Intentar no permanecer mucho tiempo en la misma postura, si pasas mucho tiempo sentada intenta levantarte regularmente y dar pequeños paseos.
  • Evitar el sedentarismo. Caminar y nadar son dos buenos ejercicios que te ayudarán a mantener la musculatura tonificada.
  • No abusar de los tacones ni del calzado totalmente plano. Lo ideal son unos 3 cms de alza.

Estiramiento-piriforme

 

back_flexion-300x180

Espero que con estos pequeños consejos consigas mantener a la ciática a raya.

, ,

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú