EjerciciosEmbarazoPostparto

¿Por qué es tan importante cuidar nuestro suelo pélvico después del parto?

Durante el embarazo tenemos muchas cosas de las que preocuparnos y tras el nacimiento de nuestro bebe más aún pero hay algo a lo que no le prestamos toda la atención que se merece después del parto: nuestro suelo pélvico. Los cuidados del bebé, la falta de sueño, el cansancio acumulado nos hacen estar pendientes de todo menos de nosotras mismas pero es muy importante prestarnos un poquito de atención para que nuestra recuperación sea total.

Durante el embarazo y el parto nuestro suelo pélvico se ve sometido a un gran esfuerzo del que tiene que recuperarse totalmente si no queremos llevarnos una desagradable sorpresa con el tiempo. Lo ideal seria empezar a preparar nuestro suelo pélvico durante el embarazo con los ejercicios de kegel y el masaje perineal, de esa manera la recuperación posterior será mas fácil, pero si no lo has hecho tranquila, tendrás que hacer un esfuerzo extra pero podrás recuperarte perfectamente.

Algunos de los problemas más frecuentes después del parto suelen ser la incontinencia urinaria, tanto de esfuerzo como de urgencia, la incontinencia de gases, los prolapsos, la dispareunia o el dolor pélvico. Si tienes alguno de estos síntomas no dudes en consultar con un especialista pero si no los tienes tampoco deberías despreocuparte. La mayoría de las veces el parto debilita esta zona pero no lo suficiente como para que seamos conscientes de ello y es al cabo del tiempo, incluso al cabo de los años, con un nuevo embarazo o con la práctica de algún nuevo deporte, cuando el problema da la cara y para entonces la solución puede ser más complicada.

En ocasiones empezar a fortalecer el suelo pélvico con ejercicios por tu cuenta puede ser buena idea pero en otras no tanto, si tu problema no es de debilidad puede que estés agravando aún más la patología por lo que siempre es recomendable acudir a un especialista para que te valore y te indique cual es el ejercicio más adecuado en tu caso.

Los abdominales tradicionales o los deportes de impacto como la carrera o el aerobic no son nada recomendables tras el parto ya que se somete a una situación importante de sobre presión al suelo pélvico lo que puede debilitarlo aún más.

Pasada la cuarentena es el mejor momento para acudir a un fisioterapeuta especializado ya que las cicatrices, en caso de haberlas, ya se habrán curado totalmente y todos los órganos pélvicos ya habrán vuelto a su posición.

Tanto si has dado a luz por vía vaginal como por cesárea es muy importante que contactes con un especialista para que pueda valorar en que estado se encuentra tu suelo pélvico y que recomendaciones debes seguir y aunque creas que tu periné se encuentra en perfectas condiciones después del parto no te confíes y ponte en manos de un experto ya que más vale prevenir que curar.

, , ,

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú