Parto

¿Qué posturas puedo adoptar durante el parto?

Posturas durante el partoEs probable que al hablar de las posturas que se pueden adoptar durante el parto nos venga a la cabeza la clásica imagen de una mujer dando a luz tumbada boca arriba con las piernas flexionadas pero ¿Es esta la única postura válida? La respuesta es no y de hecho la posición típica de parto es relativamente nueva ya que en la antigüedad las mujeres daban a luz en posiciones muy distintas.

¿Por qué es conveniente conocer otras posturas para el parto? 

La posición de la mujer tumbada sobre la espalda (o también llamada litotomía) es sin duda la más cómoda para el obstetra ya que tiene buen acceso al periné de la madre y monitoriza mejor al feto, de manera que controla mejor el buen desarrollo del parto pero no es necesariamente la más cómoda para la madre y el bebé. En esta posición la gravedad no ayuda al expulsivo y provoca que los pujos de la madre sean menos efectivos. Además se ha visto en diferentes estudios que esta posición provoca mayor tasa de episiotomías y de partos instrumentales.

Cambiando ligeramente esta posición y tumbándote lateralmente se puede obtener una ligera ventaja ya que el ginecólogo sigue teniendo buen acceso al bebé pero tu espalda queda libre para que tu pareja pueda darte un pequeño masaje entre contracción y contracción además se reduce el daño en el periné respecto a la posición anterior.

Otra posición adecuada para el expulsivo es en cuclillas. Es una posición más compleja tanto para la madre como para el obstetra pero se han descubierto multitud de beneficios como la reducción considerable del tiempo de parto, un expulsivo más fácil, más perinés intactos y menor instrumentalización. En esta posición puedes apoyarte delante o que alguien te ayude sujetándote por detrás.

Algunas mujeres optan también por dar a luz en una posición de cuadrupedia (lo que comunmente llamamos «a cuatro patas»). Según algunos estudios es la posición que más cómoda resulta a las madres y con ella se favorece el descenso fetal y se reduce el dolor lumbar durante el parto.

Hay que tener en cuenta que no en todos los partos se puede elegir la posición que se va a adoptar durante el expulsivo ya que la movilidad de la madre puede verse reducida por muchos factores. La anestesia epidural es uno de ellos ya que si no tenemos control de nuestras piernas dificilmente podremos cambiar de posición aunque siempre existe la probabilidad de que nos pongan la «walking epidural» la cual elimina el dolor de cintura para abajo pero permite a la madre seguir moviendo las piernas sin dificultad. También depende del desarrollo del parto ya que si hay alguna complicación el obstetra será el que decida el curso de este.

No temas en preguntar a tu matrona, ginecólogo o fisioterapeuta sobre las distintas posiciones ya que ellos podrán orientarte y ayudarte a elegir la que mejor se adapte a ti. Ten en cuenta también que no se trata de una elección única si no que puede ir variando a lo largo del parto.

posturas en el parto - doctor espinosa - blog medico 40 semanas (620 x 161)

,

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú