EmbarazoParto

¿Cómo saber si estoy de parto?

El embarazo está llegando a su fin y se acerca el momento llevas esperando desde que supiste que estabas embarazada, el parto. Puedes sentirte ilusionada, ansiosa por que llegue ese momento o incluso asustada pero ¿Cómo podemos saber que estamos realmente de parto y cuando hay que acudir al hospital?

Preparando la llegada del bebé

Es importante saber que se considera un embarazo a término a partir de la semana 38 y que se puede alargar hasta el final de la semana 41 por lo tanto hay que estar preparadas para ponernos de parto en cualquier momento comprendido entre esas 4 semanas. Debemos tener preparada una bolsa con lo que vayamos a necesitar en el hospital tanto para nosotras como para el bebé ya que si esperamos a hacerla cuando nos pongamos de parto lo más probable es que con los nervios del momento se nos olviden la mitad de las cosas. Un neceser con nuestras cosas de aseo, un par de camisones, braguitas desechables y algo de ropa para el recién nacido son cosas que deberíamos llevar al hospital. Tampoco debemos olvidarnos de la documentación para hacer el ingreso. Cuantas más cosas dejemos preparadas menos distracciones tendremos el día que nos pongamos de parto.

Hay ciertos síntomas que nos avisan de que el parto está próximo pero que no deben alertarnos como la expulsión del tapón mucoso (se caracteriza por un aumento en la secreción vaginal que puede aparecer ligeramente teñido de sangre), el aumento de las contracciones de Braxton Hicks (que no son dolorosas) o la sensación de descenso de la cabeza del bebé o encajamiento. Cualquiera de estos síntomas es totalmente normal y no deben llevarnos al hospital innecesariamente.

Signos claros que indican que estamos de parto:

  • Contracciones rítmicas y dolorosas: las contracciones deben ser cada 5 minutos durante al menos una hora, si hemos cumplido ese plazo se acerca la hora de marcharse. Además el dolor debe ir aumentando en intensidad y no ceder con el movimiento o el reposo.
  • Rotura de bolsa: si de repente notamos que un líquido transparente empieza a bajarnos por las piernas (puede ser de repente o poco a poco) significa que hemos “roto aguas”. Debemos tomárnoslo con calma pero es importante saber que el parto debe finalizar antes de 48 horas por lo que debemos acudir al hospital en cuanto sea posible.

Una vez en el hospital nos dirán en que punto nos encontramos del trabajo de parto. Se considera que el parto ha comenzado cuando tenemos una dilatación del cuello uterino de al menos 2 cm y está borrado al menos un 50%. Si no llegamos a alguno de esos dos parámetros en el hospital nos dirán que debemos hacer.

Hay ciertos signos que deben llevarnos inmediatamente a acudir a urgencias como:

  • Fiebre repentina y sin causa aparente y malestar general, podrían significar que tenemos preeclampsia.
  • Rotura de bolsa con aguas teñidas de color amarillento o verdoso, seguramente tengan meconio (las primeras heces del bebé) y puede haber sufrimiento fetal.
  • Sangrado intenso y abundante.
  • Si dejas de sentir de repente los movimientos de tu bebé.

Si no hay ningún síntoma alarmante es conveniente que nos lo tomemos con calma, no nos pongamos nerviosos y esperemos el mayor tiempo posible en casa. Darse una ducha de agua caliente o sentarse en un fitball nos ayudará a relajarnos y a afrontar con tranquilidad y energía el acontecimiento tan importante que está a punto de suceder.

,

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú