PostpartoSexualidad

Bolas Chinas: mito y realidad

Las bolas chinas, lejos de ser un aparato únicamente con fines sexuales poco a poco se están convirtiendo en una herramienta muy valiosa para tratar algunas disfunciones del suelo pélvico tal como la incontinencia urinaria.

Seguramente las hayamos visto muchas veces pero no sepamos exactamente como funcionan. Las bolas chinas están formadas por una o dos bolas (depende del modelo) que contienen en su interior otra mas pequeña. Cuando nos las ponemos y caminamos la bola pequeña choca en el interior de la bola grande y produce una pequeña vibración. Esta vibración provoca una contracción involuntaria de la musculatura del suelo pélvico que a la larga lleva al fortalecimiento del mismo.

Generalmente se utilizan durante el postparto o la menopausia pero no es necesario padecer ninguna patología para empezar a usarlas. La tonificación de la musculatura del suelo pélvico con las bolas chinas no solo va a prevenir o mejorar la incontinencia urinaria si no que va a proporcionar unas relaciones sexuales más placenteras tanto a la mujer como al hombre.

Ya sabemos para que sirven las bolas chinas pero es aquí donde nos surgen las dudas. ¿Compro una o dos bolas? ¿Cuanto tiempo me las pongo? ¿Que tengo que hacer cuando me las pongo?

Mi recomendación es empezar por una sola bola, especialmente si tenemos algún problema en el suelo pélvico ya que puede resultarnos difícil mantener dos bolas sin que se nos caiga y esta dificultad puede llevarnos al abandono.
Las bolas deben ser de silicona médica y lavables para evitar infecciones y logicamente solo debe usarlas una persona.

Una vez escogidas las bolas más adecuadas para cada una nos las pondremos, escoge un lugar tranquilo y relajado, túmbate boca arriba y con ayuda de lubricante coloca las bolas al fondo de tu vagina, al igual que un tampón. No pueden quedarse en la entrada de tu vagina ya que no cumplirían su función y se te terminarán cayendo.

Cuando las tengas puestas lo más importante es mantenerse en una posición vertical ya que además del efecto vibratorio que producen las bolas al chocar entre sí la gravedad hace que las bolas vayan hacia abajo lo que provoca una contracción involuntaria del suelo pélvico para que no se salgan. Da un paseo, realiza las tareas del hogar, baila…¡Cualquier actividad es buena para tonificar tu suelo pélvico!
Empieza poniendote las bolas durante 10 minutos todos los días y ve aumentando el tiempo a medida que notas que tu suelo pélvico se va fortaleciendo.

Puedes comprar las bolas chinas en cualquier sex shop (hay muchos online si te da corte ir a la tienda) o incluso en la farmacia. Si quieres saber que marca o modelo escoger puedes escribirme y te asesoraré.

Cualquier mujer puede beneficiarse del uso de las bolas chinas pero si tienes alguna patología relacionada con el suelo pélvico debes consultarlo antes con tu ginecólogo o fisioterapeuta.

 

 

, , ,

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú